La Marilyn que tod@s llevamos dentro

marilyn

El pasado fin de semana ví la película “Mi semana con Marilyn”. He de reconocer que no es gran cosa ni me ha gustado especialmente. Pero sí que es verdad que me ha hecho sentir curiosidad, fascinación y empatía con Marilyn Monroe.

Nunca antes la he tenido como un referente o me había interesado su historia, pero después de ver la película, no he podido evitar sentirme identificada en cierto modo.

Creo que Marilyn era hermosa, mucho, de eso no hay duda. Pero eso para ella no significaba nada. Todo el mundo la valoraba por eso y por su indudable talento natural. Pero ella no se percibía así a sí misma, lo cual le supuso una gran carga.

Todos sus miedos e inseguridades, que parecen irreales para una estrella de su calibre, eran muy reales. ¿Quién iba a pensar que un ser divino como ella podría temer ser abandonada o no querida o sentirse inferior y pequeña? Pues así era. Y es bien cierto que todos, al menos yo, nos sentimos así alguna vez.

Marilyn, tan diosa y tan terrenal, tan sexy y tan acomplejada, tan estrella y tan oscuridad. No supo vencer sus miedos a pesar de ser una maestra escondiéndolos frente una cámara a base de morritos, escotes, sonrisas y guiños enloquecedores.

Si hay algo que quiero aprender de esta rubia y su triste historia, es a quererme antes de que nadie más lo haga, a sentirme grande, única y especial por mí misma. Y creo, que tod@s vosotr@s deberíais hacer lo mismo.

Os dejo este link a un post que he leído y me ha gustado mucho.

GRANDE: MARILYN MONROE.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.